miércoles, 17 de junio de 2009

El paraiso está en Canarias

Pensaba que al ser la segunda vez que venía a estar tierras no las iba a disfrutar tanto.

Pero la verdad que no llevo ni 24 horas aquí y no quiero volver. Hace solecito, una temperatura muy pero que muy agradable, no tengo preocupaciones, la caña de cerveza encima de la mesa.. ya habrá tiempo para amargarse.

El vuelo fue movido al principio. Estuvimos la primera hora y media con cinturón con muchas turbulencias, hasta tal punto que la ruta normal hubiese sido Zgz-Mad-cadiz-casablanca-fuerteventura, el piloto anunció que era mas seguro hacer la ruta Zaragoza-Madrid-Caceres-Badajoz-Lisboa-Tenerife. Era mas vuelta pero le dió mas caña al avión en el océano y llegamos en la hora prevista. Esta ruta nos dió el privilegio de ver la desembocadura del tajo desde 10.700 metros e altura. Muchas turbulencias y baches. Y al final sucedió algo que solo veo en las líneas aéreas españolas. Aplaudir al final del aterrizaje, pero ovación oye.. En fin, que esto solo acaba de empezar. Si queréis algo, ya sabéis donde estoy.



3 comentarios:

Dina dijo...

Ale, que me alegro que llegarais de una pieza... ahora disfrútalo a tope... ten cuidadito no te engañe ninguna churry (mira que las mujeres son mu malas, jajajaja)... y a tu vuelta nos vemos... pero si te quedas, no te preocupes, ya iremos a visitarte (que un alojamiento gratis no es para hacerle ascos, jajajaja)

david dijo...

Joder cómo vivis algunos.... pásatelo bien.

Nefertiti dijo...

Pero que valiente eres, yo cada dia que pasa me estoy volviendo mas aprensiva al avion.